Canto al Trabajo

Rogelio Yrurtia (1879-1950) es uno de los escultores más destacados de la  Argentina de principios del siglo XX, cuya obra monumental mantiene hasta nuestros días una manifiesta vigencia en el espacio público de Buenos Aires.
 
Desde muy joven desarrolló un interés particular por la pintura y la escultura. En el año 1898 comenzó sus estudios en la Sociedad Estímulo de Bellas Artes como alumno de Lucio Correa Morales y, un año más tarde obtuvo una beca del estado nacional para continuar su formación en Francia. En París tomó contacto con el escultor célebre del momento, Auguste Rodin y entabló relación con artistas e intelectuales como Pablo Piccaso y Rubén Darío. Es en esa ciudad también que realiza su obra fundacional, Las pecadoras, que le otorgó reconocimiento internacional en el Salón de París y el Gran Premio de Honor en la Exposición Universal de Saint Louis, Estados Unidos, en 1904.

Yrurtia continuó la tradición escultórica inaugurada por la Generación del 80, aunque introdujo ideas y propuestas estéticas renovadas en sintonía con el auge cultural que empezaba a despuntar en la sociedad porteña de comienzos del siglo XX.  En este contexto llevó adelante importantes encargos del estado  para realizar monumentos en el espacio público que estaban destinados a mantener viva la memoria nacional. Es el caso de Canto al Trabajo, el Monumento al Coronel Dorrego y el Mausoleo de Bernardino Rivadavia. Asimismo trabajó durante su vida en proyectos monumentales que no llegaron a realizarse como El Triunfo de la República y El pueblo de Mayo en marcha de los cuales nos llegan una cantidad de planos, dibujos, escritos y documentos que testimonian el desafío técnico, económico y artístico que afrontaban los escultores de la época para llevar adelante sus proyectos.

Esta  exposición toma como eje el Monumento Canto al Trabajo, grupo escultórico de 14 figuras en bronce que se encuentra actualmente emplazado en Av. Paseo Colón e Independencia. Yrurtia recibe el encargo de la municipalidad de Buenos Aires en 1907, y a partir de ese momento su propuesta original fue modificándose y creciendo en cantidad de figuras a lo largo de los años que le llevó la realización en su taller parisino. Canto al Trabajo, fundido en  los talleres de Alexis Rudier en París, se inaugura en el Museo Nacional de Bellas Artes en 1922. El grupo se expone allí hasta 1927 fecha en la que se lo instala en Plaza Dorrego, en el barrio de San Telmo, lugar en el que permanece una década.

Las piezas de bronce que se presentan en esta ocasión son estudios realizados por Yrurtia para el monumento y forman parte de la Colección del Museo Casa de Yrurtia.  La fundición, realizada a partir de los yesos que conserva la institución, fue encargada por Lía Correa Morales -esposa del escultor- durante su gestión como directora.

La muestra incluye asimismo material de archivo del museo y del archivo Irene Ruiz de Olano, propiedad del Instituto Tarea de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), que permite una aproximación a los aspectos concernientes al encargo del monumento y el perfil de Yrurtia como escultor monumental.
Es importante señalar que Canto al trabajo surge en el marco de un país en franco crecimiento económico e institucional, muy próximo a cumplir el primer centenario, y con el afianzamiento de  las primeras organizaciones sindicales anarquistas.  Por este motivo, convocamos al sociólogo Lucas Rubinich y a la historiadora del arte Laura Malosetti Costa quienes, a través de un relato en formato audio, contextualizan la obra a la vez que analizan su vigencia.

Finalmente la exposición cuenta con piezas que muestran otro aspecto de la obra de Rogelio Yrurtia, los retratos escultóricos en bronce y mármol. Como ejemplos destacados encontramos su Autorretrato en bronce y el retrato de María Elina Correa Morales en Mármol, en los que se puede descubrir una abordaje más expresivo de la materialidad en relación con el conjunto de su obra monumental.

Rogelio Yrurtia y la pintora Lía Correa Morales, pareja de artistas de gran protagonismo en la vida cultural de la primera década del siglo XX en Argentina, donaron al estado nacional su casa y colecciones mediante un proyecto de ley impulsado por el Dr. Alfredo Palacios. La Casa-Museo abrió al público el 9 de Julio de 1949, y en ella se preserva y expone el legado artístico del escultor.


Lic. Andrea Elías
Directora del Museo Casa de Yrurtia

Museo de Arte de Tigre (MAT)

28 de Abril al 29 de Julio de 2018

EXHIBICIÓN CERRADA


Dónde

Museo Casa de Yrurtia

O'Higgins 2390 Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Buenos Aires